Cómo gestionar tu marca personal en redes sociales

La gestión de marca personal ha evolucionado a lo largo de los años desde algo púramente lúdico y recreativo hasta marcar diferencias a nivel profesional. Las redes sociales han ayudado a que estemos conectados con el entorno que nos rodea, en un formato feedback, de tal forma que tanto nosotros podemos observar lo que hace un usuario o una empresa, como esos mismos obtienen información de nosotros. Dicho de otra forma, tu imagen de marca personal influirá en tu reputación online. Por lo tanto, llegados a este punto vamos a realizar la primera partición del artículo, separando los perfiles personales de los profesionales o páginas.

Cada red social ofrece un escaparate distinto con sus propias reglas del juego, las cuales te enseñaremos a jugar a lo largo y tendido de este post. Twitter, Facebook, Instagram, Google+ y LinkedIn marcan la cúspide en la gestión de marca personal, por lo que estar en ellas es esencial para posicionarte en tu sector.

Marca personal

👉Twitter

La red social del pajarito se ha convertido en sinónimo de gestión de marca en la red. Sus 140 caracteres hacen que cada Tweet sea un titular en el cual la creatividad para captar la atención de los usuarios sea un signo diferencial de calidad. En esta red social es aconsejable tener dos cuentas:

  • Una cuenta personal en la que poder tratar todo tipo de temas relacionados con tu entorno y sector.
  • Una cuenta profesional más enfocada a tus objetivos.

Para poder aprovechar todas las posibilidades de Twitter habrá que estar pendientes de los trending topics y los hashtags usándolos en nuestras publicaciones para lograr más alcance orgánico. De igual forma, la búsqueda de influencers permitirá poder interactuar con perfiles líderes de opinión con el fin de obtener reconocimiento dentro de la comunidad.

Otro aspecto importante es tener actualizada la información de perfil de un modo creativo, con una imagen del avatar cuidada y URLs de tus sitios web u otras redes.

👉Facebook

El gigante creado por Mark Zuckerberg es posiblemente la red social con más alcance y, por tanto, de uso obligatorio para potenciar nuestra marca. Aquí la cuenta personal y la profesional se separan de forma más latente ya que Facebook distingue entre perfiles y páginas. En el perfil personal es posible crear contenido tanto de tu entorno profesional como de tu vida privada, mientras que la página deberá tener un contenido más cuidado y enfocado al marco profesional, de tal manera que estará más enfocada al SEO modificando la URL para que sea más sencilla y contenga el nombre por el que quieres que se te encuentre.

👉Instagram

La red social con más auge de los últimos años no podía faltar en tu estrategia de gestión de marca personal en la red. Su contenido puramente visual es un reclamo para personas y empresas por lo que es una herramienta útil para optimizar el rendimiento de tu negocio. En esta red triunfan las fotografías con historia, creativas y sobretodo, bellas. A su vez, el sacar partido de las herramientas de luz, encuadre, filtros, tipo de publicaciones… marcará la calidad de nuestro contenido propiciando mayor o menor alcance.

La incorporación de Instagram Stories ha supuesto un cambio en la creación de contenido audiovisual efímero el cual ayuda a mantenernos activos en esta red social que, por encima de todo, premia la creatividad.

Por ende, al igual que en las anteriores, un buen avatar y descripción del perfil ayudarán a dar una imagen más cuidada y profesional de la cuenta.

Conviene dar luz verde a las notificaciones de influencers para estar al día de las novedades, hashtags, etc.

👉Google+

Posiblemente la red social más infravalorada y sobre la que más desconocimiento hay, llegándose incluso a dudar de su utilidad. Nada más lejos de la realidad, Google+ es la red que más posiciona en SEO, de tal forma que un +1 en una publicación tiene más relevancia que los Likes o Retweet.

Igual que en Twitter, es primordial el uso de hashtag y tendencias en tus publicaciones así como el unirse a las comunidades del sector con el fin de estar en contacto con otros profesionales e influencers.

👉LinkedIn

Por último, la red profesional por excelencia. LinkedIn no sólo es un currículum vitae en línea, sino que también es un escaparate de nuestras experiencias y habilidades, las cuales pueden ser recomendadas y, por tanto, valoradas por otros usuarios de la comunidad.

En este caso también deberás optimizar tu URL cambiando la combinación aleatoria de números y letras que viene por defecto por el nombre por el cual quieres que se te encuentre.

Participar en los grupos y generar contenido de interés de tu sector acorde con los objetivos que busques será la principal acción a desarrollar dentro de ella, teniendo en cuenta una vez más la descripción del perfil, el avatar y, en este caso, tu currículum actualizado.

Para llevar una buena gestión de tu marca será necesario que monitorices tus redes teniendo en cuenta diferentes aspectos como tus influencers, KPIs de tiempo o localización o el número de interacciones con tus publicaciones. Todos estos aspectos y más pueden ser llevados por herramientas como Atribus, la cual te permite monitorizar tus redes mediante keywords y cuentas en tiempo real.

 

Leave a Reply