Una landing page, página de aterrizaje o página de destino es la página donde se espera que un usuario llegue y donde esperamos que realice alguna acción.

Así que se podría definir como una URL con el objetivo de convertir y conseguir que un usuario pase a ser un cliente.

Lo que nos interesa en una landing page es que el usuario sea quien realice la acción, consiguiendo de esta forma un lead. 

¿Cómo funciona una landing page?

Su funcionamiento es muy sencillo. El usuario debe percibir el contenido de la landing de calidad  y que este le aporte una solución que satisfaga su necesidad.

Se debe de implementar un buen Call to Action que consiga atraer a los usuarios y que les lleve directos a la Landing page, en esta página el único objetivo que tienes es que pase de usuario a lead, y llegado a este punto se lo debes de poner fácil ya que ha mostrado un cierto interés y lo más posible es que esté dispuesto a dejarte su e-mail, suscribirse a la news letter o pedirte un e-book. Y ya has conseguido el objetivo de tu landing page.

¿Sencillo verdad?

Cómo crear una landing page

Pues esto no es tan sencillo como parece, la teoría es algo muy diferente a la realidad. Crear una landing page efectiva que funcione con el resultado esperado es algo muy complejo, ya que hay muchos factores que influyen.

Es importante elegir qué tipo de landing page vamos a crear, si es una landing page de marca, de producto o servicio, de campaña de notoriedad web etc…

On site o en Microsites

Después tendremos que decidir si nuestra landing page se va a encontrar dentro de nuestro propio sitio web o si va a encontrar en una microsite fuera de nuestra web.

  • Las páginas de destino On site se encuentran dentro de nuestra propia web y se suelen encontrar mientras estamos navegando por ella, ya sea mediante un CTA o un enlace dentro de algún post. Debemos recordar que, al acceder a ellas de manera orgánica, es muy importante que se realice un buen Search Engine Optimization (SEO) y este todo muy bien optimizado.
  • Las páginas de destino en Microsites son páginas externas a nuestra web, que se han creado con el único propósito de albergar la landing, más concretamente la de captación de leads. En ellas debemos encontrarnos con un buen CTA optimizado. Es muy común el uso de estrategias de Search Engine Marketing (SEM) para llevar el tráfico a estas webs.

¿Que debe llevar mi landing page?

Ya tenemos claro cuál es el objetivo de nuestra Landing page y dónde la vamos a ubicar. Ahora debemos saber cuál va a ser el contenido que se va a encontrar el usuario al llegar a ella.

El título de la Landing Page

Posiblemente uno de los aspectos más importantes va a ser el título que van a ver los usuarios una vez lleguen a la landing page. Este título debe ser fiel a la información que contiene, haciendo clickbait puede que consigas convertir un lead, pero habrás perdido un cliente para siempre.

Este debe de ser el encargado de despertar el interés del usuario y que tenga interés en saber más sobre el producto.

El contenido

Aquí es donde o convertimos la formula lead-cliente o lo vamos a perder, por mucho que hayamos captado su atención con el título, si no son capaces de ver porque necesitan lo que les estamos ofreciendo nunca van a querer dejar su información.

Es por ello que aquí debemos tener presentes varios puntos:

  1. Recordarles el beneficio que les vamos a aportar con lo que les estamos ofreciendo, ya se aun producto, una herramienta, un e-book o una news letter, da igual lo que se ofrece, le debe de ofrecer algún beneficio.
  2. Imágenes. Algo tan sencillo como las imágenes pueden cambiar de forma radical como los usuarios ven tu Landing page y puede suponer un impacto más agradable a los ojos. Tampoco debemos cargarla demasiado ya que eso puede agobiar y distraer la atención del usuario.
  3. En el caso de que puedas ofrecer algo gratuito hazlo, la palabra GRATIS o GRATUITO tiene un gran poder de conversión, a todos nos encanta recibir cosas gratuitas.
  4. Si ofreces productos para comprar también es recomendable incluir imágenes de las empresas con las que pueden pagar, ya que les dará más sensación de seguridad. Por ejemplo, del logotipo de PayPal o Pay Safe, o información sobre la política de devolución de la empresa.

El formulario de contacto o botón

La llave maestra de toda landing page y la caja de pandora sobre la cual está organizada. Lo que define si es una visita más o se convierte en un lead.

Los formularios tienen la gran ventaja de que puedes obtener más cantidad de datos de los clientes, algo a lo que después le puedes sacar más ventaja y puedes trabajar con ello mejor. Pero también les cuesta más a los usuarios dejar todos los datos, y más si son personales, es por ello que recomendamos que pidas los menos datos posibles. Pide sólo lo que realmente haga falta, lo sencillo atrae*.

*Aclaración: Esto es un arma de doble filo, ya que, en ocasiones, esto puede dar lugar a muchos leads pero de menos calidad. Esto se puede dar porque, al ser sencillo, aunque no estén realmente interesados, no les cuesta rellenar la información. Cuando el segmento de público es muy genérico o amplio, vale la pena tener menos leads pero con más opciones de convertirse en cliente.

Legalidad

Desde el 25 de mayo del 2018, es obligatorio que todos los contactos que recibamos a través de las landing pages nos den su consentimiento a recibir información comercial. No les podremos mandar nada si ellos no nos lo han permitido.

Es por ello que recomendamos dejar muy claro este punto en algún lugar de la landing page, informar a nuestros usuarios que al rellenar el formulario o apretar el botón estarán dando consentimiento a aceptarán recibir información comercial.

Ahora que ya sabéis todos los aspectos más importantes que podemos encontrar en una landing page, es hora de ir a crear vuestra propia landing page aplicando los nuevos conocimientos adquiridos.

Cómo medir su éxito más allá de los leads con Atribus Google Analytics

Por supuesto que los leads son los principales tesoros que conseguiremos en nuestra landing page, pero… ¿Hay más formas de medir sus resultados? La respuesta es sí. Como toda página web es necesaria una monitorización de las visitas, usuarios únicos, canales de llegada… y demás KPIs para poder medir los resultados.

Este paso es importante para conocer cuál es el éxito de tu landing, por ejemplo, desde el punto de vista de la campaña en redes sociales, conociendo la cantidad de usuarios que llegan a través de los contenidos. Todo ello lo podrás hacer desde Atribus Google Analytics.