Este es un concepto que muy probablemente nunca hayas oído fuera del marketing digital, pero una vez te encuentras en este mundo, es casi de lo que más vas a oír hablar en tu día a día. Te lo ponemos de una forma muy sencilla: ¿Qué es un Call to Action o CTA? Es una llamada a la acción.

Todo el mundo ha navegado por una página web donde ha visto mensaje de “Llámenos ahora”, “pruébalo aquí” o “descargue nuestro e-book”.  Son CTA ‘s bastante comunes que están incitando a realizar una acción en concreto.

El objetivo final de una llamada a la acción es conseguir que el usuario que esta navegando por la web se convierta en un cliente. También puede tener otros fines como, por ejemplo, promocionar un vídeo en YouTube para conseguir views.

No todos los Call to Action funcionan igual para todos los consumidores y eso es algo que debemos tener muy en cuenta a la hora de elegir bien nuestra llamada a la acción, debemos analizar bien los usuarios que visitan nuestra web, y saber elegir cual es el CTA que mejor se adapta a nuestra estrategia y a nuestro Buyer persona.

Qué debe tener un Call to Action (CTA)

Hay varias cosas a tener en cuenta antes de elegir nuestro Call to Action y es que un CTA debe llevar casi de forma obligatoria:

  • Un mensaje corto y directo.
  • Debe ocupar un lugar visible peor no intrusivo dentro de la ubicación de la página.
  • Ofrecer algo relevante a nuestros usuarios.
  • Tener un estilo acorde con la web.

Un CTA debemos recordar que no tiene que ser intrusivo, a nadie nos gusta que nada mas llegar a una página web nos estén llenando la pantalla de mensajes y no nos dejen navegar a ver lo que nos interesa.

Es por ello que debemos estudiar bien como navega nuestro público por nuestra página web y ubicar siempre nuestro CTA en un lugar donde los usuarios pueadan acceder o tenga bastante información para poder estar interesando en convertir y no les resulte molesto a la hora de su navegación en la página.

Dónde colocar un CTA

Algunos lugares que nosotros sugerimos es ponerlos al final de la página donde ha aterrizado el usuario, o si dispones de un Side bar en tu web, aprovecharlo y ponerlo ahí, siempre recordando que no sea lo primero que vean, mejor ubicarlo a media altura más o menos.

También tenemos que tener en cuenta cual va a ser la finalidad de nuestro CTA, es decir, ¿Vamos a querer generar más visitas a un blog? ¿Vamos a querer venderles un e-book? ¿Vamos a querer venderles un artículo de nuestra tienda online? Esto parece una tontería, pero si no se tiene claro desde el principio el CTA nunca va a funcionar. Además, el social listening es un elemento que puede ayudarnos a localizar keywords que atraigan a los usuarios.

Finalmente, un ultimo consejo que nos gustaría hacer es que, si tenéis un CTA que no está funcionando, ¡no hagáis todos los cambios de golpe! Es recomendable ir probando las cosas poco a poco y así poder analizar que es lo que esta funcionando y lo que no está funcionando.

Ahora, ¡a conseguir vuestras conversiones con vuestro nuevo Call to Action!