Microinfluencers: Qué son y cómo adaptarlos a tu estrategia

En numerosas ocasiones hemos hablado en este blog de los Influencers puesto que Atribus, entre otras funcionalidades, permite identificar este tipo de prescriptores que se han convertido en toda una tendencia a la hora de llevar a cabo la estrategia de marketing digital de cualquier empresa. Pues bien, si crees que influencer es la palabra de moda en el sector, hoy te vamos a dar otra que la va a romper este año: microinfluencer.

¿Qué es un influencer?

Hagamos un regreso al pasado citando el primer párrafo del post ‘¿Qué son los influencers?’: “Influencers son aquellas personas capaces de influir en las opiniones o decisiones de compra de un determinado público (followers) mediante el uso de las redes sociales”.

¿Y si estos influenciadores no tuviesen un rango desmesurado de alcance mediático?

Pues tendríamos microinfluencers, los cuales se están convirtiendo en los reyes de las redes sociales, con un alcance más local, segmentado y fácil de llegar. Se caracterizan por tener entre 5.000 y 100.000 seguidores.

¿De dónde viene el éxito de los Microinfluencers?

Es un usuario que conoce de lo que habla y, lo más importante, le apasiona.

Esta última parte es muy importante porque aportará al mensaje cercanía, al ser una persona que comparte su vida en las redes sociales hablando sobre su pasión. Además, le otorga una simpatía seductora que pocas campañas podrían desprender, ya que esa naturalidad hace que no se vea forzada la promoción cuando suben contenido con sus productos favoritos.

Los microinfluencer son una forma de llegar a un segmento de mercado de manera rápida, viral y realmente económica.

¿Por qué apostar por microinfluencers?

  • Su rango de alcance se amplía a diferentes plataformas, por lo que llegará a más público interesado en tu producto o servicio.
  • Si algo bueno tienen los microinfluencers, es que prácticamente todos sus seguidores se pueden convertir en clientes potenciales ya que son tu público objetivo más directo. (Tengamos en cuenta que para identificar un buen microinfluencer hay que tener en cuenta que este se adapte a tu producto o servicio ofertado tanto por la temática del contenido como por la imagen del mismo).
  • Gracias a ello, hace que tenga gran influencia sobre tu público objetivo.
  • A su vez, se convierten en prescriptores que dan su opinión acerca de la marca, algo muy valioso llegado el momento de decisión de compra del cliente, el cual va a tener en cuenta las valoraciones del microinfluencer.

¿Cómo encuentro el microinfluencer perfecto con Atribus?

La primera parte es especificar a qué nicho del público se quiere llegar para dar a conocer el producto o servicio. Para ello, es importante una buena elección de palabras clave con las que llegar a dicho segmento.

Ya localizado tu público y establecidas las keyword adecuadas para monitorizar, es necesario identificar los usuarios con mayor alcance, engagement y seguidores que hablan sobre ello en redes sociales. También es importante saber de dónde proceden dichas conversaciones, para ello Atribus incorpora un mapa de relaciones que permite ver de donde surgen las conversaciones, quienes participan y cataloga los comentarios como positivos, negativos o neutros. Este último paso es clave para conocer con qué usuarios se relaciona nuestro microinfluencer para así poder ampliar más aún el rango de estudio, analizando las conversaciones de estos para que nada se quede al azar y la estrategia, ya sea de colaboración o no, sea lo más fructífera posible para la marca.

Un aspecto fundamental es el formato del contenido, siendo el vídeo el que más interacciones genera en las redes sociales. También hay que tener en cuenta que este formato se adapta a cualquier tipo de red social, pudiendo ampliar la campaña a más plataformas para así poder llegar a más público.

Igual que el mapa de relaciones nos permite ver cómo se generan las conversaciones, en la geolocalización de los usuarios, tanto el microinfluencer en cuestión como sus relaciones más importantes deben de interactuar con los usuarios del área geográfica establecida donde se encuentra el público objetivo.

De microinfluencer a macroinfluencer

El camino más natural de un microinfluencer es crecer. Potenciando sus redes sociales y subiendo contenido de calidad su comunidad irá en aumento hasta llegar al rango de macroinfluencer.

¿Por qué es importante tener en cuenta este cambio?

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, dijo en su día cierto tío de cierto superhéroe. El paso a macroinfluencer conlleva una mayor exposición hacia las marcas, las cuales ofrecerán mejores colaboraciones y contrataciones, haciendo que el influencer vea un rango de mercado más amplio si se sale de la temática tan sectorizada que lo había llevado a crecer. Es decir, esta evolución podría hacer perder al público de tu sector, el que previamente veía como un líder de opinión al microinfluencer, cierto interés hacia él al tratar otros temas.

De igual forma, puede conllevar un proceso de desnaturalización del usuario, viendo cómo cada vez se convierte más en una marca que hace publicidad de otras marcas. Recordemos que la simpatía seductora que detallamos anteriormente va en consonancia con la naturalidad del contenido y con su cercanía con el público.

Por lo tanto, es necesario llevar un seguimiento del influencer, para observar este tipo de cambios que puede acarrerar variaciones en el nicho de público al que se dirige, perdiendo segmentación.

Con todo ello, hemos visto que los microinfluencer se han convertido en un elemento fundamental en las campañas de marketing digital, siendo unos prescriptores con gran poder de segmentación e influencia en un tipo de público determinado y en sectores muy concretos como el deporte, la salud, belleza, videojuegos, el propio marketing…

Leave a Reply